Serviços 
O conteúdo desse portal pode ser acessível em Libras usando o VLibras
Início do conteúdo

Los extranjeros reflejan reconocimiento internacional y actitud cooperativa de la Fiocruz


12/04/2013

Por Daniela Lessa

Compartilhar:

María Hermoso Cristóbal, española y doctora en biología humana por la Universidad de Múnich (Alemania), escogió ser pesquisidora en la Fiocruz debido al destaque de la institución en ciencia y tecnología dentro y fuera del Brasil, por su papel en la promoción de la salud en el país y por la diversidad de sus áreas de actuación. El trabajo de María va a evaluar la contribución de la pesquisa clínica en la Fiocruz para la estrategia institucional, para el perfil epidemiológico del país y para el SUS.

Bogar Omar Araujo Montoya, peruano y doctor en Biotecnología por el Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de São Paulo (ICB) optó por la Fiocruz por ser esta uno de los mejores centros de pesquisa biomédica en la América Latina y, especialmente, porque considera que se puede tornar un científico mejor actuando en el grupo de pesquisa en que está inserido. El trabajo de Montoya es el de tests de nuevas drogas contra objetivos moleculares (proteínas) involucrados en enfermedades como diabetes mellitus, esquistosomiasis y cáncer. “Soy responsable por producir las formas recombinantes de estas proteínas-objetivo”, resume.

Isabel Inês Monteiro de Pina Araújo, de Cabo Verde y doctoranda en Biología Parasitaria en el IOC, escogió la Fiocruz dos veces: para el actual doctorado sobre la evolución y la diversidad molecular el VIH -1 y VIH -2 en Cabo Verde, y para el máster también realizado en la institución en 2003. Esa opción tuvo como base el interés por la pesquisa en VIH /SIDA, en la cual el Brasil es innovador en muchas conquistas en programas de prevención, diagnóstico, monitoreo y tratamiento. "Escogí la Fiocruz porque tiene algunos de los más prestigiados institutos de pesquisa en el mundo, y la Ensp y el IOC, por abrigar los principales centros de referencia y pesquisa en VIH/SIDA", afirma.

La decisión de los pesquisidores y estudiantes refleja el reconocimiento académico internacional alcanzado por la Fiocruz y sus pesquisas demuestran cuánto ese intercambio puede contribuir para la institución y para la salud colectiva. Para la coordinadora del Programa de Becas en Pesquisa, Maria de Fátima Diniz Baptista, de la Vicepresidencia de Pesquisa y Laboratorios de Referencia (VPPLR), la aproximación entre los países es importante para la formación de los profesionales pues intensifica el intercambio de experiencias.

El responsable del Centro de Relaciones Internacionales en Salud (Cris) por la coordinación de los proyectos de la Fiocruz con África y la Comunidad de los Países de Lengua Portuguesa (CPLP), Luiz Eduardo Fonseca, destaca que la captación de estudiantes extranjeros – de máster y doctorado - por parte de la Fiocruz puede beneficiar la evaluación de la Capes-CNPq. “La venida de extranjeros es motivadora pues incentiva a la institución y a los profesores a organizarse y a actualizarse”, argumenta.

Fonseca también comenta el hecho de que, al escoger una institución, el estudiante evalúa su producción y los cursos que ofrece. “Ser escogido, por tanto, significa ser reconocido académicamente. Además de eso, hemos tenido un retorno muy positivo de proyectos conjuntos con instituciones de países de donde vinieron ex-alumnos extranjeros, justamente por causa de esa convivencia en la Fiocruz”.

La coordinadora general de Posgraduación, Maria Cristina Guilam, informa que la Fiocruz tiene una actuación internacional enfocada en dos vertientes: una la llamada cooperación estructuradora, que involucre el apoyo al fortalecimiento de los sistemas de salud gubernamentales de otros países, por medio de la formación y capacitación de sus profesionales, y otra establecida por medio de colaboraciones de pesquisa con varias universidades y entidades internacionales en un sistema de intercambio más recíproco. “Lo interesante es que el Brasil viene posicionándose cada vez más como país que tiene algo que intercambiar con los grandes centros de pesquisa del mundo”, resalta.

 

Volver arribaVolver